Autoanalizándome...


Durante estos días he estado leyendo el libro "Cuentos Reales" de la periodista Silvia Hopenhayn y el psicoanalista Jorge Menendez. Es una obra basada en casos verídicos de personas que sufren conflictos emocionales y que van descubriendo su origen a través de diversos simbolos o representaciones de su vida. Las historias son algo densas, para comprenderlas es necesario disponerse a mirar más allá de la frase y en ese proceso no sólo se logra identificar el objetivo de cada relato sino también nos lleva inevitablemente a hacer un autoanálisis.

No es que evite pensar en los orígenes de mis pesares emocionales pero, en general, no me tomo el tiempo para automirarme, sin embargo, tengo claro que hay actitudes y sensaciones que forman parte de mi pero que muchas veces no logro entenderlas, o más complicado aún, no me gustan. Menendez, como buen psicoanalista, busca reafirmar que es necesario mirar al pasado para entender el presente.

En esa búsqueda, lo primero que hay que hacer es identificar los conflictos emocionales que nos atañen ¿Qué es un conflicto emocional? Un diccionario especializado puede dar la respuesta exacta pero según lo que nos muestra Menendez, el conflicto es más bien subjetivo. Podemos sentarnos y pensar en qué nos hace mal, qué no entendemos de nosotros, que quisieramos cambiar y no podemos, entre otras interrogantes que pueden surgir del autoanálisis. En mi caso, hay una actitud que muchas veces me desconcierta. Gran parte de mi vida estoy a la defensiva, y no es que sea negativa, para nada. Sino más bien tiendo a resguardar sentimientos, emociones y actitudes que presentan una coraza frente a todo lo que me pueda dañar. Es el constante temor a ser débil, a no estar alerta y evitar sufrimientos, a no saber manejar situaciones dificiles, a que te pasen a llevar, a equivocarte.

Puede parecer extremo, pero son actos que normalmente surgen sin darle pausa, sin siquiera hacerles una observación. Hasta ahora todo lo que he vivido, bueno y malo, lo he sabido sobrellevar muy bien, sin embargo, hay algo que va más allá de mis antecedentes que me impide deshacerme de esta sensación. No podría decir con exactitud, cual es el origen de mis tormentos. Pero cuando repaso mi vida hay una figura que siempre surge como primera imagen, mi madre. Creo que si hay algo que me unió para siempre a mi madre es su experiencia de vida. Creo que el ser principal testigo de sus más profundos dolores y sufrimientos me llevo a interiorizarlos hasta hacerlos míos.

Es interesante el camino de relacionar situaciones u hechos que por alguna razón, aún son parte de la memoria. No lo he resuelto todo, pero esto de buscar piezas para armar el rompecabezas de mi cabeza, parece ser muy útil y lo mejor, es gratis. Besos...

3 se han comunicado:

Don Chere® dijo...

Chucha..las actitudes humanas son un rompecocos..redificiles de analizar de por si..ya me parece osado que elaguien escriba un libro sobre ellas..que te puedo decir.-

Cuídate.-

danieLa® dijo...

Leyendo esto, creo que esa terapia me haría muy bien. Cometo el error de obligarme a olvidar lo que no me gusta del pasado, y quizás en el momento en que uno lo acepta con todo lo bueno y lo malo, de repente sirve para vivir más a gusto incluso con una misma.

Que estés muy bien, y agradezco la visita y el comentario.

Capitan Futuro dijo...

Es difícil entender estas cosas. Yo hace mucho tiempo que no veo cuales fueron las raíces de mis conflictos. Encontrarlas hacen que mejores, pero es muy difícil.

Saludos y mucha suerte.

Información

Información

Comunicación

Comunicación

¿Qué es esto?

Mi foto
Un espacio para las ideas, las opiniones, la reflexión y algunos necesarios desahogos... Un espacio para mí y para todos los que quieran acompañarme!

Buenos sitios

  • www.coronelb.cl
  • www.redcultivarte.cl
Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis

Blog Archive

Pacman

Calendario